15 enero, 2020 In ¿Sabías qué?

Qué hacer ante una negligencia médica

La salud es nuestro bien más preciado. Sin embargo, cuando la dejamos en manos de médicos ineficientes, puede verse en grave peligro e incluso con secuelas irreversibles. Saber qué hacer ante una negligencia médica es la clave para evitar que sigan ocurriendo estos inconvenientes en los centros de salud, en especial en los que atienden personas de bajos recursos.

Una negligencia médica no es un juego ya que puede provocar serios daños a la salud e incluso la muerte. Por eso hay que saber denunciarla y buscar opciones para salvar la vida del afectado.

¿Qué es una negligencia médica?

Una negligencia médica es un incidente causado por falta de profesionalidad y/o incumplimiento de estándares médicos entre los cuales están las normas de higiene, la celeridad en los diagnósticos y los tratamientos, la correcta suministración de las dosis médicas, etc. por parte del personal médico.

Cómo resolver una negligencia médica

Si se sospecha que se ha sido víctima de una negligencia médica, es importante solicitar copias de todos los documentos médicos para tenerlos como referencia. En caso de lesión es importante tomar unas fotografías de la misma.

El siguiente paso de qué hacer ante una negligencia médica es contactar a un abogado para pedirle asesoría. Hay que tener en cuenta si la negligencia médica ocurrió en un centro sanitario público o un centro de salud privado. En el primer caso se deberá hacer una reclamación por responsabilidad patrimonial.

Este tiene un plazo máximo de un año en caso de muerte del paciente o si por esta negligencia médica la enfermedad o la lesión se agrava, el plazo contará desde la fecha en que la enfermedad o lesión se cure.

En caso de que la negligencia médica haya ocurrido en un centro de salud privado (esto incluye centros odontológicos y de cirugía estética) se deberá realizar una demanda por responsabilidad civil en la jurisdicción contra los causantes del daño.

El centro médico deberá indemnizar a la víctima según el tipo y la gravedad de la lesión, los daños morales y psicológicos y por los gastos con los que deba correr la víctima como rehabilitaciones, cirugías, transportes y, en caso de fallecimiento, gastos fúnebres.

Las negligencias médicas son un problema que no se debe dejar pasar por alto. Un buen profesional de la salud tiene el deber y la obligación de proporcionar un buen servicio que garantice la salud de sus pacientes.

Si te ha pasado lo descrito en este artículo, no dudes en ponerte en manos de grandes profesionales. En Hidalgo Asociados te acompañaremos a lo largo de todo el proceso, aconsejándote y ayudándote. Contacta con nosotras a través de este enlace.